miércoles, 30 de junio de 2010

Preparadas..... listas....¡¡¡¡A comprar!!!!



Mañana, 1 de julio es uno de mis días favoritos del año (el otro es el 7 de enero),¡¡¡¡empiezan las rebajas!!!! Desgraciadamente mañana tengo la agenda completa y no sé si sacaré un hueco. Al mediodía tengo 2 horas y media para comer pero pensando que luego tengo que ir a trabajar no me va a dar tiempo a nada con tanta cola (¿o igual sí?)y de tarde según salgo de currar tengo autoescuela y salgo a las 8'15(precisamente hoy no tengo, pero me dio cosa anular la clase de mañana por las rebajas, la responsabilidad y todo eso...).
Cuando estudiaba yo siempre me ponía la primera en las tiendas a las 9 y media de la mañana, que tiempos aquellos, ahora tengo que quedarme en una oficina infecta para tener dinero para hacer frente a estos eventos. De nada sirve planificar las compras la verdad, como busques algo en concreto te puedes morir, yo voy a cuerpo descubierto y en cuanto le echo el ojo a un trapo intento hacer mentalmente un esquema de las posibles combinaciones con la ropa que tengo. De todas formas en las rebajas también se aplica la ley de Murphy:
 Si encuentras algo que te gusta nunca habrá tu talla, habrá una mayor y otra menor, pero la tuya no. CONSECUENCIA: si es un ataque de "lo tengo que tener" te llevarás otra talla: la pequeña con el cuento de "para cuando adelgace" o la grande con el "nada, esto me lo arregla mi madre que sabe coser" (esto no se aplica al calzado evidentemente)
 Dudas entre dos camisetas, pantalones o lo que sea. Eliges uno después de una vuelta por la tienda cambias de opinión vuelves a por lo otro y....ya no está. CONSECUENCIA: Te llevas la segunda opción cuando podías haberte llevado la primera. Todo lo que veas que te guste y dudes, échate la percha al brazo mientras sigues mirando.
 Tienes un modelito cojo que necesita algo para combinar. Encuentras el trapo perfecto, por ejemplo una camisa del color exacto de una parte del estampado de una falda. Cuando llegas a casa no se parece para nada y no se pega ni de coña. CONSECUENCIA: o lo devuelves, o te gastas más dinero en encontrar algo que si combine con este trapo o lo dejas echar raíces en el armario. Para que no pase esto está muy bien si vas con esa idea llevar en una bolsa la falda en cuestión o lo que sea, una temporada me llevaba en una bolsa unos tacones para probar como me quedaban con la ropa que me probaba(se supone que de compras hay que ir de plano)
 Siempre que encuentres el trapo con el que llevas soñando toda la temporada el único que quede estará manchado, le faltará un botón o estará roto. Pues nada a valorar si la mancha es lavable, lleva botón de repuesto o es "cosible". (Se supone que si llevas algo con una tara te tienen que hacer un descuento pero en la rebajas y la verdad que normalmente las tiendas pasan)
Bueno con todo esto me voy a sacarle brillo a la tarjeta y a ordenar el efectivo para las chorradas en la cartera y a echar un ojo a ver como van ordenando las cosas en las tiendas para ubircarme en plena fiebre consumista. Felices compras!!!

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!

Con la tecnología de Blogger.

© Mi armario y mi tocador son un mercadillo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena